Booking.com

DIVAGACIONES Y BIOGRAFÍAS

de Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera

Esta edición digital de las Obras completas de José Antonio Primo de Rivera reúne todos los textos de José Antonio recopilados por Agustín del Río Cisneros para la edición publicado por el Instituto de Estudios Políticos en 1976.

Divagaciones y biografías publicado en FE, núm. 2 el 11 de enero de 1934.


Esta incluido en las Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera publicado por el Instituto de Estudios Políticos en el año 1976.


XClone


DIVAGACIONES Y BIOGRAFÍAS

(El Parlamento visto de perfil.)

El día 8 de diciembre de 1933 se abrió el Parlamento. El día 8 de enero de 1934, aún el Parlamento no había hecho nada.

Quienes lo vean desde fuera pensarán que en las anteriores palabras hay exageración. En la Gaceta se han publicado varias leyes aprobadas por él. Por consiguiente, el Parlamento ha legislado, que es su función específica. Pero a tan optimista conclusión sólo puede llegar quien no haya visto una sesión de Cortes. Las leyes publicadas hasta ahora en la Gaceta no han sido hechas por el Parlamento. Hay quien ha asistido a todas las sesiones minuto tras minuto y no ha oído un solo párrafo en impugnación o en defensa de los proyectos de tales leyes. No. Allí se ha vociferado acerca de mil cosas: de si el señor Pérez Madrigal es o no un lulú; de si el señor Menéndez es un enchufista; de si el doctor Albiñana es un pistolero; de si en la provincia de Pontevedra votaron los difuntos; de si lo mismo pasó en otras seis u ocho provincias..., todo muy ameno y muy útil. Ha habido también ocasión de conocer al dedillo la historia personal de cada orador y de su ascendencia, sea porque los adversarios se la hayan echado en cara, sea porque los oradores mismos, con tres o cuatro excepciones, se hayan esforzado en referirla. El señor Pérez Madrigal, por ejemplo, no habla nunca más que de sí mismo; de su consecuencia, de su desdén por el dinero, de su sinceridad... Nada, fuera de la autodescripción, parece tentarle en el mundo. Algún diputado ha concebido el propósito de sugerir que se lance una edición económica de la biografía de] señor Pérez Madrigal para ahorrarle el esfuerzo de contarla a fragmentos, sin descanso.

LEGISLACIÓN

Bueno, ¿y legislar? Ah, sí; también se legisla. Pero es difícil darse cuenta. Eso ocurre en los colapsos de las sesiones. Hay ratos –después de un debate movido, especialmente– en que todos los diputados entran y salen, charlan por los pasillos y en los mismos escaños se agitan y bromean. Pues bien, durante esos ratos suele subir a la tribuna un señor y empieza a leer entre dientes. Nadie le hace caso, ni es posible oírle. El constante rumor del recinto ahoga la voz de quien lee. Este –uno de sus secretarios de la Cámara– interrumpe de cuando en cuando la lectura para preguntar: "¿Se aprueba?" Inmediatamente se contesta a sí mismo: "Queda aprobado". Y sigue. Con esto los proyectos pasan a ser leyes, sin que nadie sepa lo que aprobó. A este balbuceo deslizado entre ruidos de conversaciones se le da después el nombre sonoro de leyes de la República aceptadas por el órgano representativo de la soberanía nacional.

EL BANCO AZUL ES CORTO

Años atrás eran ocho los ministros. Ahora han llegado a trece. De ahí que no quepan en el banco azul, calculado para sus antecesores.

Los trece ministros se aprietan en el banco hasta el desbordamiento. El señor Samper, que se sienta el último, ha estado varias veces a punto de provocar una crisis parcial involuntaria por expulsión física.

De esto tiene la mayor culpa el señor Cid, cuya corpulencia no se ajusta a lo que una estética sobria recomendaría. El señor Cid es el polizón del Gobierno. Se dijera que se ha sentado por error en el banco azul, ignorante del símbolo que encierra el color de su terciopelo. Los demás le miran y se miran, pero no le dicen nada para no agravar su turbación. Esperan a que la sesión concluya para que el señor Pita Romero, que es el ministro de la diplomacia, se acerque y le diga: "Usted perdone, señor Cid; no quisiera molestarle; pero se expone usted a que le critiquen si persiste en la equivocación. Este banco azul es el destinado a los ministros..."

(F.E., núm. 2, 11 de enero de 1934)



If you think there's been an oversight or you can provide more more detail about a particular event, I'd be delighted to hear from you.

Please complete the form below. You can also upload photos and images, by the way.

Have Something To Say About This Topic?

Do you have a great information to add or an opinion to express about on this topic? Share it!


If you think there's been an oversight or you can provide more more detail about a particular event, I'd be delighted to hear from you.

Please complete the form below. You can also upload photos and images, by the way.

Have Something To Say About This Topic?

Do you have a great information to add or an opinion to express about on this topic? Share it!

New! Comments

Have your say about what you just read! Leave me a comment in the box below.