Booking.com

EL MOMENTO POLÍTICO

de Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera


XClone

Esta edición digital de las Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera reúne todos los textos de José Antonio recopilados por Agustín del Río Cisneros para la edición publicado por el Instituto de Estudios Políticos en 1976.

El Momento Político es una contestación a la encuesta del diario El Pueblo Manchego, de Ciudad Real, publicada el 24 de julio de 1930 y reproducida en La Nación el 25 de julio, de 1930.

Este artículo esta incluido en el primer tomo de las Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera que cubre la etapa pre-falangista.


EL MOMENTO POLÍTICO

Los puntos del cuestionario que hemos dirigido a las más destacadas figuras de la política y el periodismo se condensan en este interrogatorio:

1º. ¿España es preponderantemente monárquica?

2º. ¿Hará la selecciones el general Berenguer?

3º. ¿Qué opina Vd. del actual momento político?

El ilustre primogénito del insigne y nunca bastante llorado Primo de Rivera honra hoy las columnas de El Pueblo Manchego con su aportación a esta encuesta, cuyo insospechado éxito proclama la reproducción diaria con que nos vienen distinguiendo los principales periódicos de Madrid y provincias e incluso el vasto sector de Prensa americana servido por la "Associated Press".

José Antonio Primo de Rivera puede decirse que hace con estas cuartillas su primera comparecencia política, de radio nacional, pues ni los dos o tres artículos que lleva publicados en La Nación ni su reciente discurso en Jerez de la Frontera -cuya representación parlamentaria tiene ya asegurada plebiscitariamente-, quizá por referirse a temas de circunstancias, han tenido la resonancia que indudablemente habrán de alcanzar, por su serenidad y ponderación, extrañas en un espíritu mozo, hostigado, los juicios que le sugiere la actualidad política española.

El futuro marqués de Estella, -cuya atención agradecemos cordialmente, es figura muy simpática en esta provincia por haber defendido, en horas amargas, a los pueblos de Malagón, Fuente el Fresno y Porzuna contra la expoliación que les amenazaba en el pleito sobre los terrenos del llamado "Estado de Medinaceli".

I

Lo importante no es lo que España sea, sino lo que a España convenga. Las naciones no pueden lanzarse a experimentos temerarios porque lo quieran más o menos electores. La romántica superstición de la soberanía popular va estando cada vez más cerca de ser nuevamente sustituida por el clásico principio del bien público. Y, con arreglo a ese principio, me parece que a España no le conviene una República.

Ahora, que los peores enemigos de la Monarquía son los monárquicos del estilo caciquil anterior al año 23. Esos -como ha puesto de relieve en certeros artículos José Pemartín- no pretenden sostener a la Monarquía, sino sostenerse de la Monarquía; descansar en el arraigo histórico de la Monarquía para no tener que ganarse el respeto público con su propio eficaz esfuerzo; encubrir con un "¡viva el rey!", como los cómicos malos del siglo XIX, sus componendas y sus desaciertos. Todo lo que se haga por destruir a los supervivientes de tal escuela será buen servicio que se preste a la causa monárquica.

II

Supongo que sí, pero no entiendo de esas cosas.

III

Hay dos Españas. La verdadera está próspera y sana después de seis años de buen gobierno. Aquí no tenemos crisis del trabajo, ni de la natalidad, ni de la moral familiar, ni graves conflictos interiores o exteriores como los que dificultan angustiosamente la vida de otros países. Sólo algún humor indisciplinado, que ya va educándose. Pero tenemos, en cambio, una clase intelectual casi completamente inepta. Los intelectuales -la otra España se sienten despegados del pueblo, que ni los entiende ni los quiere. Y piensan orgullosamente que su propio malestar, mezcla de soberbia y de fracaso, es el malestar de España. De ahí que imaginen siempre vivir instantes trágicos, y que los aprovechen para hablar, hablar, hablar con pertinacia desalentadora, enervante. Pero la tragedia no está más que en sus espíritus enfermizos. En vez de la revolución que ellos consideran indispensable, a España -la nación socialmente más sana del mundo- le basta con un poco más de traba o, de buena administración, de cordialidad y un poco menos de pedantería.

JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA

(Contestación a la encuesta del diario El Pueblo Manchego, de Ciudad Real, publicada el 24 de julio de 1930. Reproducida en La Nación el 25 de julio, de 1930.)



If you think there's been an oversight or you can provide more more detail about a particular event, I'd be delighted to hear from you.

Please complete the form below. You can also upload photos and images, by the way.

Have Something To Say About This Topic?

Do you have a great information to add or an opinion to express about on this topic? Share it!


If you think there's been an oversight or you can provide more more detail about a particular event, I'd be delighted to hear from you.

Please complete the form below. You can also upload photos and images, by the way.

Have Something To Say About This Topic?

Do you have a great information to add or an opinion to express about on this topic? Share it!

New! Comments

Have your say about what you just read! Leave me a comment in the box below.