Booking.com

"EL PROBLEMA POLÍTICO NO ES DE RÉGIMEN".– EL "DIARIO DE NOTICIAS", DE LISBOA, PUBLICA UNA ENTREVISTA CON DON JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA.– LA REFRENDA EL PERIODISTA ARMANDO BOAVENTURA

de Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera

Esta edición digital de las Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera reúne todos los textos de José Antonio recopilados por Agustín del Río Cisneros para la edición publicado por el Instituto de Estudios Políticos en 1976.

"El problema político no es de régimen".– El "Diario de Noticias", de Lisboa, publica una entrevista con don José Antonio Primo de Rivera.– La refrenda el periodista Armando Boaventura publicado en Armando Boaventura: "Madrid–Moscovo. Da Ditadura á República e á guerra civil de Espanha".

Este artículo esta incluido en Tomo IV de las Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera que lleva el subtitulo Hacia el Final comprende el periodo desde el nacimiento del semanario "Arriba" el 21 de marzo del 1935 hasta su muerte el 20 de noviembre de 1936.


XClone


"EL PROBLEMA POLÍTICO NO ES DE RÉGIMEN".– EL "DIARIO DE NOTICIAS", DE LISBOA, PUBLICA UNA ENTREVISTA CON DON JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA.– LA REFRENDA EL PERIODISTA ARMANDO BOAVENTURA

Madrid, 10 de febrero.– Escucho ahora una figura política de la España de hoy –el más joven y de mayor porvenir–, "por la acción directa" que desarrolla en estos confusos momentos agitando con el entusiasmo de su patriotismo la bandera antisoviética en pro del "bien común" nacional.

Refiérome al abogado José Antonio Primo de Rivera, marqués de Estella, título que heredó de su padre, que es el jefe de Falange Española, núcleo bastante numeroso de estudiantes universitarios, de oficinistas y de campesinos que, en los últimos tres años y mayormente desde la revolución comunista de Asturias, en octubre de 1934, vienen afirmando su tenaz audacia y su alto espíritu de sacrificio en el combate sin tregua a la revolución marxista.

Y España conoce a estos muchachos –más de 80.000– que, con sus camisas azules y sus insignias, se baten valerosamente, en arriesgados cuerpo a cuerpo en plena calle, enfrentando al adversario. En las refriegas van quedando muchos de ellos, unos después de otros, pero el Movimiento prosigue su marcha como un ejército en el campo de batalla, reforzando, hora a hora, sus contingentes.

José Antonio, a quien me liga un entrañable recuerdo de su padre –cuyo último retrato me ofreció en las vísperas de la caída de la Dictadura, y que conservo, así como unas amables líneas escritas en París, ocho días antes de su misteriosa muerte – es un hombre joven, distinguido abogado, parlamentario vigoroso, que se consagró a la política con el respetable propósito, que mucho le honra, de desagravio a la memoria, tantas veces injustamente juzgada, del que fue su progenitor y Dictador de España. Y si otras razones no hubiese tenido, ésta –¡ya hoy tan rara!– bastaría para ganar mi consideración y mi estima.

El nacionalsindicalismo español es, por su organización un atrayente movimiento de rebeldía juvenil contra el liberalismo político y económico del siglo XIX. En línea de los movimientos autoritarios que alumbran la primera mitad del presente siglo, preconiza la Revolución del Orden contra la Revolución del desorden. En lo político, defiende la unidad nacional de España "cabeza de un Imperio". En lo económico, concibe a España, "como gigantesco sindicato de productores", que actúan organizados en sociedades corporativas por un sistema de Sindicatos verticales (principio de la revolución concebida de arriba para abajo), distribuidos por los diferentes ramos de producción. En este capítulo, el económico, repudia el sistema capitalista existente, el cual "no atiende a las necesidades populares, deshumaniza la propiedad privada y aglomera a los trabajadores en masas informes propicias a la miseria y a la rebelión". Combate, por tanto, el marxismo, que viene a ser su consecuencia. Propicia elevar el nivel de vida del campo, "vivero permanente de España", y para eso aboga en la necesidad de una reforma económica y social de la agricultura, reforma tendente, en el plano económico, a enriquecer al productor agrícola, asegurando a todos los productores de la tierra un precio mínimo remunerador; haciendo posible que retorne al campo gran parte de la población apta que hoy absorben las grandes ciudades; organizando un verdadero crédito agrícola que permita facilitar dinero a bajos intereses, de tal suerte que el labrador pueda redimiese de la usura y del caciquismo político; difundiendo y enseñando nuevos procedimientos agrícolas; racionalizando la explotación de las unidades de cultivo con el fin de suprimir los enormes latifundios despreciados, sin caer en la trampa de los minifundios antieconómicos por su exiguo rendimiento. En lo social: redistribución de las áreas cultivables para instituir la propiedad familiar y estimular enérgicamente la sindicalización de los labradores, liberar de la miseria en que viven a las enormes masas campesinas, que hoy se extenúan y malogran sus esfuerzos arañando suelos estériles y a las cuales es menester trasladarlas a nuevas tierras cultivables; expropiar, por parte del estado, las tierras cuya propiedad haya sido adquirida y disfrutada ilegítimamente; reconstruir los patrimonios comunales de los pueblos, etc.

En cuanto a la educación nacional, el nacionalsindicalismo preconiza la educación premilitar, capaz de dotar juventudes en condiciones de incorporarse, en caso necesario, al ejército nacional; sin descuidar la educación moral e intelectual que ha de desarrollarse bajo la égida de la religión católica.

Empero –manifiesta el jefe de la Falange Española– el momento político español es tan confuso que no permite prever su futuro... Las "derechas", está fuera de duda, ganarán las elecciones...

¿También la Falange Española?

Posiblemente no verá ninguna de sus candidaturas victoriosa. Y esto sucederá a pesar de que sólo en Madrid tenemos 12.000 afiliados y muchos simpatizantes.

¿Cómo puede ser esto?

Es que la lucha electoral se entabla propiamente entre extrema izquierda" y "extrema derecha"; es decir, entre socialistas marxistas, que tienden a un comunismo integral, y los católicos.

La Falange no forma parte del bloque de las "derechas"; según creo interpretar...

Estamos contra la mentalidad y los procedimientos políticos de las denominadas "derechas", cuya responsabilidad en la hora es tremenda...

Y en un desahogo, exclama:

¡Ah! ... ¡esas derechas!...

Lo invito a proseguir la charla:

¿Y cuál considera entonces que será el resultado electoral en las próximas elecciones?...

No es fácil preverlo. Creo, con todo, que, a pesar de los compromisos electorales de algunos partidos del bloque de las "derechas" –que prometieron discutir en las nuevas Cortes la legalidad o ilegalidad de la disolución de las anteriores, lo que traería como consecuencia una mutación de escenario político haciendo caer determinadas figuras–, será el propio señor Portela Valladares quien será el encargado de constituir el nuevo Gobierno, con algunos de los mismos partidos de las "derechas", inclusive la "Ceda"...

¿Y siendo así?...

Todo quedará como antes, como ahora...

Y no aguarda una ofensiva revolucionaria de las izquierdas?

Intentarán posiblemente sus golpes aquí y allá, pero no se impondrán...

Insisto todavía:

Háblase de una dictadura civil apoyada por el ejército...

Quizá pero no para ahora.

Y el nombre de Gil Robles...

Es el que ofrece, de hecho, más garantías de éxito...

A pesar de su mentalidad liberal, de su entusiasmo por el parlamentarismo... –Insinuó. Primo de Rivera asiente:

Gil Robles gusta, en efecto, de la vida parlamentaria que, por otra parte, le apasiona. Ha sido el Parlamento lo que le ha proporcionado, en forma decisiva, sus triunfos políticos y la justa fama y prestigio de que goza. Se siente en el Parlamento como "el pez en el agua"...pero en el fondo y a pesar de todo, no cree en las virtudes del régimen liberal ni en el sistema parlamentario.

Por tanto, ¿confía usted en la acción futura del jefe de la Ceda... ?

Lo juzgo capaz de ser dictador, pero no supongo que esa dictadura resuelva definitivamente el problema política de España. Tampoco creo que una dictadura sería capaz de resolver el problema social o el económico, pues para eso sería necesario llevar a cabo hasta sus últimas consecuencias la Revolución Nacional que propugna la Falange.

La última pregunta:

¿En cuanto a la cuestión del régimen?

El hijo del último Dictador de la Monarquía española responde:

¿Para qué una restauración?... ¿Con qué monárquicos? ¿Con los que contribuyeron al derrumbamiento de las instituciones monárquicas y, consecuentemente, a la implantación de la República, el 14 de abril?...

Y para rematar:

El problema no es de régimen, sino de hombres aptos. De hombres a la altura de las responsabilidades del momento político, de la hora que transcurre en todo el mundo. En este segundo cuartel de la Revolución del siglo XX...

Y me despido con la convicción más absoluta que las juventudes españolas serán llamadas, en breve, a trabajar activamente por el futuro político de España...

Armando Boaventura: "Madrid–Moscovo. Da Ditadura á República e á guerra civil de Espanha".

Lisboa, 1937, c. XIII, págs. 160-65.




If you think there's been an oversight or you can provide more more detail about a particular event, I'd be delighted to hear from you.

Please complete the form below. You can also upload photos and images, by the way.

Have Something To Say About This Topic?

Do you have a great information to add or an opinion to express about on this topic? Share it!

New! Comments

Have your say about what you just read! Leave me a comment in the box below.