Booking.com

EL SEU CELEBRA CON GRAN SOLEMNIDAD Y ÉXITO LA ASAMBLEA DE SU CONSTITUCIÓN, ASISTIENDO UN MILLAR DE ESTUDIANTES

de Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera

Esta edición digital de las Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera reúne a todos los textos de José Antonio recopilados por Agustín del Río Cisneros para la edición publicado por el Instituto de Estudios Políticos en 1976.

El SEU celebra con gran solemnidad y éxito la asamblea de su constitución, asistiendo un millar de estudiantes es un resumen del discurso de José Antonio del 20 de enero publicado en Libertad (Valladolid) 118, el 21 de enero de 1935.

Este artículo está incluido en Arriba: Obras Completas III, el tercer tomo de las Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera que cubre la segunda parte de su etapa en el parlamento desde el levantantamiento revolucionario en Asturias y Cataluña de octubre de 1934 hasta justo antes de la reunión de la Junta Política en Gredos en julio de 1935.


XClone


EL SEU CELEBRA CON GRAN SOLEMNIDAD Y ÉXITO LA ASAMBLEA DE SU CONSTITUCIÓN, ASISTIENDO UN MILLAR DE ESTUDIANTES

En el Cine Hispania

Presidió el jefe de Falange Española de las JONS

Primo de Rivera

Al levantarse José Antonio, unánimemente el teatro le saluda con el brazo en alto. Hecho el silencio, comienza diciendo que es la primera vez, desde hace unos años, que comparece ante un auditorio de universitarios, y que por la manera de saludarle le alegra cl recordar que no es tan antiguo como a él le parecía.

En bellos párrafos demuestra cómo nosotros, gracias a Dios, no podemos, al igual que nuestros antepasados, encerrarnos en un castillo para construir torres de marfil, ni soñar con lindas poesías que deleitaran nuestra imaginación; y nosotros no podemos entregarnos a esto porque a nosotros se nos ha entregado una España en ruinas y, como quiera que si nos comprometemos a su restauración fijamos sobre nuestros hombros una tarea muy seria, tendremos que abandonar la construcción de torrecitas de marfil y ensueños poéticos para tomar una actitud ante el mundo y, sobre todo, ante España. (Aplausos).

Recuerda cómo las épocas fuertes han coincidido siempre con la existencia de la Unidad y precisamente el rompimiento de esa Unidad influyó de manera poderosa en la debilitación de las épocas; en las épocas fuertes existía la convicción religiosa, había una Fe imperial y teníamos fe en la metafísica. Entonces todo era vertical y estaba regida la ordenación por la Unidad. Cuando desapareció aquella convicción religiosa, se rompió la fe imperial y no se creyó en la metafísica, Europa perdió el orgullo de su Unidad y de Imperio y se comenzó a hablar del Progreso indefinido. Hace consideraciones sobre esta época y analiza cómo con ocasión de ese progreso indefinido se ha llegado a la época de la finanza, en la cual el titular de las cosas no suele ser un hombre, sino una sociedad anónima; entonces el financiero no pone nada más que la manipulación, el traslado del dinero, y así es como a veces llegan los accionistas a doblar el capital que pusieron, y adviértase que casi nunca puede decirse que comprometieron.

Así es como se llegó a la creación del proletariado, que es cosa muy distinta de lo que fue el artesanado, y así es como surgió el socialismo, aunque prescindió de toda espiritualidad. (Aplauso).

Habla de que nos encontramos ante el mundo de la crisis económica, de las procesiones famélicas a las puertas de las fábricas y, lo que es peor, ante el mundo de los partidos políticos, y con este mundo es con el que nos tocará enfrentar[nos] para transformarlo; he ahí nuestra revolución, lograr que nos inspire el pensamiento de la Unidad y no el de disgregación; por eso somos revolucionarios, porque queremos servir a la permanente Unidad de España. (Aplausos).

En sentidos y emocionantes párrafos, que obligan a un prolongado silencio, recuerda cómo Matías Montero ¡¡PRESENTE!!, hallándose ante esa época vacía, de disgregación y sin pensamiento de la Unidad, aspiró a la instauración de la España fuerte y unida, y llegó hasta nosotros porque creyó en la verdad que mueve las montañas. Matías Montero fue traidoramente suprimido y murió por la Patria que anhelaba, como solemnemente lo acreditaron las cuartillas que entre su corazón se encontraron y en las cuales cantaba la España de los Reyes Católicos, la España de nuestro YUGO. (Una imponente ovación recoge estas frases y por largo tiempo se tributa un recuerdo a nuestros camaradas mártires, con el brazo levantado).

Hecho el silencio, termina asegurando que Falange Española de las JONS no se desunirá nunca1, y que en todo momento huyamos de la soberbia y de la envidia, grandes enemigos del fin que nos hemos propuesto. (Grandes aplausos para los párrafos finales).

Libertad (Valladolid) 118, 21 de enero de 1935


ACTOS DE FALANGE ESPAÑOLA DE LAS JONS

Valladolid

D. José Antonio Primo de Rivera —dice— que los estatutos que van a aprobarse para constituir el Sindicato de las Universidades Españolas [sic], pueden sintetizarse en este lema «España y Universidad» compendiado en los puntos siguientes: sindicación única de los estudiantes: exaltar el espíritu profesional: democratizar la enseñanza procurando formar generaciones de conciencia rígida.

Patria (Granada) 2, 28 de febrero de 1935, p. 4

1Apenas unos días antes, Ramiro Ledesma Ramos había intentado romper la unidad de la organización y reconstruir sus JONS al margen de la disciplina falangista.



Have Something To Say About This Topic?

Do you have a great information to add or an opinion to express about on this topic? Share it!

New! Comments

Have your say about what you just read! Leave me a comment in the box below.