Booking.com

DESPUÉS DE UNA TRAICIÓN... FALANGE ESPAÑOLA DE LAS JONS ESTÁ DE ENHORABUENA

de Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera

Esta edición digital de las Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera reúne todos los textos de José Antonio recopilados por Agustín del Río Cisneros para la edición publicado por el Instituto de Estudios Políticos en 1976.

Después de una traición... Falange Española de las JONS está de enhorabuena es una entevista de José Antonio concedida a Federico de Urrutia y publicada en Informaciones (Madrid), el 18 de enero de 1935.

Este artículo está incluido en Arriba: Obras Completas III, el tercer tomo de las Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera que cubre la segunda parte de su etapa en el parlamento desde el levantantamiento revolucionario en Asturias y Cataluña de octubre de 1934 hasta justo antes de la reunión de la Junta Política en Gredos en julio de 1935.



XClone


DESPUÉS DE UNA TRAICIÓN... FALANGE ESPAÑOLA DE LAS JONS ESTÁ DE ENHORABUENA

«Nunca hubo más unidad, ni mayor disciplina en las filas de nuestro movimiento» —afirma el joven caudillo del fascismo español, José Antonio Primo de Rivera

Por Federico de Urrutia

José Antonio Primo de Rivera, que en momentos de gravedad, cuando la Patria, atenazada en la red que para someterla a la férula extranjerizante habían trenzado la traición socialista y el tenebroso poder masónico, supo timbrar su voz gallardamente en el teatro de la Comedia alzando la bandera de un españolismo limpio e irreprochable, me ha recibido hoy en su despacho, y hemos charlado sobre el supuesto cisma provocado por algunos elementos entre las filas de Falange Española de las JONS.

Desde hace días la Prensa de una y otra parte, vienen publicando, como en un continuo tiroteo, una serie de notas en las que el joven caudillo afirma que algunos elementos indeseables políticamente para la Organización, fueron expulsados, y estos a su vez, que fueron ellos los que se han apartado de la disciplina del movimiento, por no estar de acuerdo con la táctica y los principios seguidos por ésta hasta el momento presente.

El asunto, en verdad, no tendría importancia alguna, dado el pequeñísimo número de los que se han separado de Falange Española, a no ser por las torcidas interpretaciones con que han intentado desorientar a la opinión pública, periodistas indignos de tal nombre y comunistoides de toda laya, pero ya que así es, quizá sea necesario aclarar cuanto ha sucedido, pues no es aventurado asegurar que toda España observa atenta y paso a paso la marcha de esta Organización, guardando en el fondo del «yo» insobornable una última esperanza de salvación para el día que el destino nos pusiera como a otros pueblos en el trance de las soluciones heroicas, llegado el momento de tomar en serio la vida política de España.

¿Quiere usted decirme qué es lo que ha sucedido en realidad? —le pregunto.

La cosa no tiene, verdaderamente —responde—, ni mucho menos, la importancia que los interesados en ello han querido y casi han conseguido darle. Lo sucedido es que desde hace bastante tiempo, una legión de indocumentados procedentes del campo marxista se habían enquistado en nuestras filas, pretendiendo de este modo ir desvirtuando en una labor continua de traiciones, y de falsas propagandas, toda esencia pura, mística y profundamente española de nuestro movimiento. Todo esto fue cuidadosamente observado desde el primer momento, pero las circunstancias aconsejaban no tomar medida alguna contra ellos en espera de que éstos cambiarían su moral y seguirían al fin por los derroteros que ya en la historia de España tiene marcados Falange Española de las JONS con la sangre de sus veintislete mártires. Pero no fue así; la labor disolvente y derrotista se fue acentuando hasta que, sospechando el Mando, con sobradas razones para ello, que estos elementos hubieran, Inclusive, recibido cantidades de dinero por su infamia, acordó expulsarlos de la Organización; vergüenza que ellos trataron de ocultar, enviando una nota a la Prensa en la que afirmaban ser los que se separaban de nosotros, con un desgaire que corresponde perfectamente a su natural manera y condición de ser y comportarse.

... pero —me atrevo a objetar ayer publicó nuevamente la Prensa unas notas en las que algunos de los que anteayer aparecían como incondicionales a la disciplina de Falange Española de las JONS negaban que ellos hubieran firmado documento alguno.

Sobre esta rectificación puede usted decir —me contesta— que ninguno de los firmantes tenía conocimiento de ello, y que solamente el que encabezaba la lista firmó en verdad, y ello porque dos sujetos le obligaron a hacerlo pistola en mano en su mismo domicilio, por lo que unos y otros ya tienen presentadas las correspondientes denuncias ante el juzgado.

¿...?

Sí; Falange Española está de enhorabuena. Yo le aseguro a usted que todas estas acciones punibles que caían de lleno en el plano de la más vulgar delincuencia, y en las que luego aparecían como protagonistas afiliados a nuestra Organizaclón, no volverán a repetirse, porque en esta última depuración nos hemos limpiado de todos aquellos elementos que pretendían darle a nuestro movimiento, que debe tener un carácter y sentido ascético, poético y castrense, un matiz turbio de delincuencia y de hampa. Y esto ya es lo suficiente para que todo el que ame a España con el profundo amor filial con que nosotros lo sentimos, lance un ¡hurra! por lo sucedido en lugar de prestarse a maniobras groseras de sus enemigos encubiertos, que no olvide usted suelen ser siempre los más peligrosos.

Informaciones (Madrid), 18 de enero de 19351

1Entrevista que gira en torno a la crisis desatada por la defección de Ramiro Ledesma Ramos.



Have Something To Say About This Topic?

Do you have a great information to add or an opinion to express about on this topic? Share it!

New! Comments

Have your say about what you just read! Leave me a comment in the box below.